Advertise With Us | My College:
Starting College Bilingual Content

Participación de los estudiantes fuera del salón de clases

Laura Hanby Hudgens


Traducido por Marinela Maneiro-Goodwin

Como maestra de escuela secundaria, siempre he creído en el valor de las actividades extracurriculares. En la universidad, esta parte de la vida es aún más importante. Desde organizaciones políticas hasta clubes de tejer, desde la vida en Grecia hasta los deportes intramuros, la mayoría de los campus ofrecen una tentadora variedad de opciones extracurriculares.

El estudio académico siempre es lo primero y el equilibrio es clave, pero los beneficios de involucrarse en el campus son muy claros.

Es una excelente manera de conocer gente nueva.

Cuando estaba en la universidad, mi amiga Lia decidió no involucrarse en las actividades del campus. “Yo era de un pueblo pequeño, y tenía un grupo muy unido de amigos de la escuela secundaria”, recordó Lia. “La idea de tratar de conectarme con un grupo completamente nuevo de personas era aterradora. En ese momento, me parecía más fácil regresar a casa los fines de semana.”

Lia más tarde reconoció lo que se perdió. Ella no quería que su hija cometiera el mismo error, así que el año pasado cuando Allie comenzó la universidad, Lia la animó a salir de su zona de comodidad e involucrarse. Allie hizo exactamente eso y se conectó a un club social del campus. Un año después, Allie sigue prosperando. Ha hecho muchos amigos y se siente conectada y como en casa en el campus.

Los estudiantes pueden continuar con los intereses que disfrutaron en la escuela secundaria.

¿Tu hijo/a hizo deporte en la escuela secundaria? ¿Fue parte del gobierno estudiantil? ¿Fue su estudiante un gimnasta, bailarín o voluntario ávido? Es probable que haya clubes en el campus que se ajusten a estos intereses, o que él/ella participe en uno y lo lleve en una nueva dirección.

Drew jugó al baloncesto en la escuela secundaria, pero después de cuatro años de intensa competencia se sintió aliviado de que la presión había disminuido y feliz de dejar atrás sus días de baloncesto. Luego, en la universidad, sus amigos lo animaron a inscribirse en el baloncesto intramuros. En esa atmósfera más relajada, Drew descubrió que disfrutaba de este deporte más que nunca.

¡Le esperan nuevas pasiones!

La universidad es el momento perfecto para que su estudiante pruebe algo nuevo. Tal vez él/ella siempre quiso escribir para el periódico de la escuela, pero nunca tuvo tiempo. O quiere probar teatro o esgrima, baile de salón o karate. Lo mejor de la universidad es que el aprendizaje no se limita al salón de clases. Las actividades extracurriculares son una forma para que los estudiantes aprendan más sobre ellos mismos.

La participación en el campus puede proporcionar experiencia de preparación profesional.

Los estudiantes de primer y segundo año generalmente se enfocan en actividades que los ayudarán a conocerse y divertirse. Para los estudiantes de años avanzados, las actividades como el gobierno estudiantil, los medios dirigidos por los estudiantes, los clubes profesionales, el trabajo voluntario y las pasantías pueden proporcionar habilidades y experiencia relacionadas con el trabajo.

En su último año, Alan se desempeñó como asistente residente. Esto resultó ser mucho más que una forma de reducir su factura de alojamiento y comida. Su mamá, Pamela, dijo que ser una AR ayudó a Alan a desarrollarse como líder y despertó su deseo de ayudar a los demás. En parte debido a esta experiencia, Alan consideró una carrera como oficial de policía.

La participación en el campus es una parte importante de la experiencia universitaria en general. Anime a su estudiante. No lo empuje. Tenga en cuenta que tomar decisiones independientes, e incluso los errores, es una parte crucial de convertirse en un adulto. Y eso, por supuesto, es uno de nuestros principales objetivos para nuestras hijas e hijos durante sus años universitarios.

Tags:
    Laura Hanby Hudgens is a freelance writer and part-time high school teacher who lives with her family on a buffalo farm in the Ozark hills. Her work has appeared on The Washington Post, The Huffington Post, Parent.co, Grown and Flown and more. When she isn’t working, Laura loves reading classic literature, baking pseudo-healthy desserts, knitting poorly, and hanging out with her husband and four kids.
    Subscribe
    Notify of
    guest
    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments
  • Find Your University
    Connect

    Don't miss out!

    Get engaging stories and helpful information all year long. Join our college parent newsletter!

    Subscribe Today